Métodos anticonceptivos no hormonales: qué son y tipos

Métodos anticonceptivos no hormonales: qué son, diferencias y beneficios

¿Los conoces? Hacemos una lista con sus beneficios e inconvenientes, para que elijas el que más se adapta a ti.

Hay casi tantos métodos anticonceptivos como personas y cada uno se adapta a unos gustos y necesidades concretos. A veces encontrar el más adecuado puede convertirse en un dilema que da como resultado un auténtico quebradero de cabeza (sí, nos ha pasado a todas). Lo primero que hay que tener en cuenta es una principal diferencia, todos los anticonceptivos se dividen en dos grupos: los métodos anticonceptivos no hormonales y los hormonales.

Como su nombre indica, los métodos anticonceptivos hormonales introducen hormonas en el cuerpo de la mujer y afectan a su ovulación, mientras que los anticonceptivos no hormonales no incluyen hormonas. Todos los métodos anticonceptivos hormonales tienen efectos secundarios, y ese es el motivo que lleva a muchas mujeres a apostar por las alternativas sin hormonas.

Por qué usar (o no) métodos anticonceptivos no hormonales: beneficios e inconvenientes

Sí, métodos como la píldora o los parches son muy utilizados y poseen una gran eficacia y múltiples ventajas. Sin embargo, también tienen una característica que se convierte en inconveniente para algunas de nosotras: son hormonales. Esa es la razón por la que muchas mujeres aseguran que no les sienta bien la píldora y sus efectos secundarios, por ejemplo. Y es que hay personas que debido a ese “plus” de hormonas sienten cambios demasiado drásticos tanto en su cuerpo como en sus emociones. Esto ha hecho que algunas se decanten por los anticonceptivos no hormonales. Es decir, métodos anticonceptivos que no alteran el equilibrio hormonal y que, por lo tanto, no tienen esos efectos secundarios. La clave está en conocer las opciones y encontrar la que mejor se ajuste a ti. Por eso, recopilamos los tipos de anticonceptivos no hormonales a tener en cuenta y te planteamos los pro’s y con’s de cada uno de ellos.

Antes de lanzarte a leer cuál es el método no hormonal que más te encaja, te dejamos estas preguntas para que recapacites y establezcas tus prioridades a la hora de practicar sexo seguro.

Tipos de métodos anticonceptivos no hormonales

Preservativo o condón masculino y femenino

Seguro que si has mantenido relaciones, habrás recurrido a ellos como mínimo una vez. Los preservativos o condones son uno de los métodos anticonceptivos más populares y utilizados en todo el mundo. Son de los pocos métodos unisex, es decir, hay dos tipos, los condones masculinos (los más conocidos) y los femeninos.

·  Ventajas: Se encuentran con facilidad (en supermercados, por ejemplo) y son baratos. Además de prevenir el embarazo, tanto el condón masculino como el femenino protegen contra enfermedades e infecciones de transmisión sexual.

·  Inconvenientes: Pueden deslizarse del pene o, en el caso del condón femenino, en el interior de la vagina. Además, hay personas alérgicas al látex que deben de tomar precauciones y optar por condones con una composición antialérgica (y sin látex). 

diu métodos anticonceptivos no hormonales

Dispositivos intrauterinos sin hormonas, DIU de cobre e IUB o DIU inteligente

El dispositivo intrauterino o DIU es un método anticonceptivo que se introduce en el útero, pero atenta: existe la versión con hormonas y los DIU sin hormonas, también conocidos como DIU de cobre. Sea como sea, ten en cuenta que siempre debe introducirlo un médico. Tiene forma de T y está hecho de plástico y cobre, dependiendo del modelo.

·  Ventajas: La ventaja principal es que no hay que recordar cambiarlo como otros métodos. Los DIU sin hormonas pueden permanecer en el interior del útero varios años (hasta 12 años) por lo que se trata de un método a largo plazo del que no hay que preocuparse.

·  Inconvenientes: El DIU no protege de enfermedades de transmisión sexual y, aunque es muy poco probable, puede moverse. Como efectos secundarios del DIU sin hormonas, este podría incrementar la cantidad y duración de reglas en mujeres con tendencia a los sangrados, o en circunstancias que favorezcan los sangrados, como es el tener miomas o estar en la premenopausia. Estos efectos suelen desaparecer a los pocos meses de la inserción.

Esponjas vaginales

Se trata de una esponja que se introduce en el interior de la vagina antes de mantener una relación sexual.

·  Ventajas: Es fácil de utilizar.

·  Inconvenientes: Es de un solo uso y debe retirarse al menos seis horas después de la relación sexual. El mayor problema que presenta este método es que si se rompe hay que acudir a un médico para sacarla.

Diafragma o capuchón cervical

El diafragma (también conocido como capuchón cervical) se inserta sobre el cérvix y usa espermicida, una sustancia química que destruye los espermatozoides.

·  Ventajas: Puedes colocarte el diafragma dos horas antes de mantener relaciones sexuales, así pues, no interrumpe el momento de excitación (no tienes que detenerte y preocuparte por el método anticonceptivo).

·  Inconvenientes: Su eficacia disminuye considerablemente si se coloca mal o por una mala combinación con los espermicidas, que no duran más de tres horas.

Otros métodos no hormonales ¡de baja fiabilidad!

Planificación familiar natural

Se trata de conocer el momento exacto del mes en el que eres más fértil, es decir, los días de ovulación, y evitar mantener relaciones sexuales. Ofrece poquísima seguridad y no merece la pena por la responsabilidad que deposita sobre la mujer y el gran riesgo que entraña.

·  Ventajas: Si el control es perfecto tiene una efectividad bastante alta.

·  Inconvenientes: Es complicado llevar el control a la perfección y factores como el estrés pueden afectar y alterar el ciclo menstrual. Si no tienes unos nervios de hierro, desde aquí te recomendamos que apuestes por otros métodos que generen menos quebraderos de cabeza.

Coito interrumpido (“la marcha atrás”)

Aunque puede reducir las probabilidades de embarazo debido a que consiste en retirar el pene de la vagina antes de la eyaculación, se trata de un método desaconsejado por los profesionales por su baja seguridad.

·  Ventaja: No hay que preocuparse por utilizar ningún dispositivo.

·  Inconveniente: La efectividad de este método es bajísima y, además, no evita el contagio de enfermedades e infecciones de transmisión sexual.

¿Cuál es el método anticonceptivo no hormonal más efectivo?

No es porque lo digamos nosotras, sino por las cifras, que respaldan al DIU como uno de los mejores métodos anticonceptivos (no hormonales) que existen. Tiene una efectividad de más del 99%, es decir, menos de 1 de cada 100 personas que utilizan un DIU sin hormonas se queda embarazada.  

Preguntas (in)cómodas

Miriam te saca de dudas

Consúltalo aquí mejor que con tu almohada.

icono de almohada

Somos…

Una publicación hecha por y para mujeres 👩‍👩‍👧‍👧 de todas las edades. Queremos crear un espacio seguro donde hablar sin complejos 💬 y arrojar luz sobre las dudas más comunes en torno a nuestro propio cuerpo 🍑. Nos hemos volcado en el universo de la salud femenina 🙋‍♀️ para ofrecer información útil, clara y rigurosa. Sin eufemismos. Sin tecnicismos. Sin prejuicios. 💥💥💥 Juntas compartimos un camino 🐚: empoderarnos a través de la información✊, fomentar el autoconocimiento, aprender a querernos 💗, a aceptarnos y, en definitiva, a cuidarnos 🌷.

Únete a nosotras