Métodos anticonceptivos: descubre todos los tipos

Hay vida más allá del condón; descubre todos los tipos de métodos anticonceptivos

Recopilamos todos los anticonceptivos que existen, ¿conoces todas tus opciones?

Hay (casi) tantos métodos anticonceptivos como peces en el mar, por lo que encontrar el que más se adapta a las necesidades de cada una de nosotras puede ser ‘complicated’ (que cantaría Avril Lavigne).

Muy incómodo para mí, implica demasiada organización, demasiado caro para mi bolsillo, difícil de usar, me transmite poca fiabilidad… ¿Son frases que han pasado por tu mente? Esto te interesa. Recopilamos todos los tipos de anticonceptivos que debes tener bajo tu radar para que encuentres con facilidad en que más se ajusta a ti.

Lo primero que debes saber es que los métodos anticonceptivos pueden clasificarse de formas diversas. Masculinos o femeninos, hormonales o no hormonales, temporales o permanentes, reversibles o irreversibles (hace referencia a la esterilización total del hombre o la mujer)… Así que determinar qué grupo se amolda más a ti es el primer paso. Además, hay que tener en cuenta que un anticonceptivo puede pertenecer a varios de estos grupos.

Antes que nada, puedes aclarar tus ideas haciendo nuestro test para saber los anticonceptivos que mejor se adaptan a tus necesidades según tus respuestas. Una vez tengas los resultados, no dudes en consultar con un médico para recibir una recomendación personalizada.

¿Qué métodos anticonceptivos de barrera no hormonales hay?

métodos anticonceptivos preservativos

Preservativo o condón masculino

El condón masculino es uno de los métodos anticonceptivos más populares y utilizados en todo el mundo. Y es que los preservativos recopilan varios factores que los convierten en un anticonceptivo óptimo para muchas personas: es fácil de usar, es barato, se encuentra con facilidad y protege contra enfermedades de transmisión sexual. Si has mantenido relaciones sexuales, seguro que habrás recurrido a ellos alguna vez.

Preservativo femenino

Es similar al condón masculino y cumple sus mismas funciones. Se trata de una especie de bolsa de plástico flexible que cuenta con un anillo rígido ancho para evitar que resbale y que se coloca dentro de la vagina de la mujer. También es de un solo uso y aunque hasta ahora era menos conocido, está empezando a ser bastante popular.

Esponja vaginal

Se trata de una esponja de espuma blanda impregnada en espermicida (una sustancia química que destruye los espermatozoides) que se inserta en la vagina justo antes de mantener una relación sexual. ¿El mayor inconveniente? Si se rompe hay que acudir al médico para sacarla.

Diafragma

El diafragma o capuchón cervical es una copa flexible hecha (normalmente) de látex que se inserta en la vagina y obstruye el orificio del cuello del útero, evitando el paso de los espermatozoides. Además, también usa espermicida. Pero ¡atención!: su eficacia disminuye considerablemente si se coloca mal.

Dispositivo intrauterino (DIU)

El DIU o dispositivo intrauterino es un método anticonceptivo no hormonal que se introduce en el útero (ten en cuenta que siempre debe hacerlo un médico). Tiene forma de T y está hecho de plástico y cobre. La ventaja principal es que puede permanecer en el útero varios años (y te quitas una preocupación de encima).

No es recomendable, o mejor dicho, no merece la pena si quieres quedarte embarazada a corto plazo porque la intervención para ponerlo y quitarlo no es muy agradable.

¿Qué métodos anticonceptivos hormonales existen?

método anticonceptivo pildora

La píldora

Se trata del método anticonceptivo hormonal más usado. Las píldoras anticonceptivas, que deben tomarse diariamente vía oral, se componen de estrógenos y progestágenos y además cuentan con ventajas variadas como que regulan el ciclo menstrual, previenen la anemia y reducen el acné. Por otro lado, también tienen algunas desventajas como que pueden aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o que son de uso diario, entre otras; hay que tomarla todos los días en la misma franja horaria, lo que puede provocar olvidos y, por lo tanto, una disminución considerable de la efectividad.

El anillo vaginal

Aunque la píldora es el método hormonal más solicitado, el anillo vaginal tiene un puesto de honor en la lista y va escalando posiciones. Consiste en un aro flexible que se coloca en el cuello del útero. Se mantiene en la vagina tres semanas y tras la menstruación se pone uno nuevo. ¿Lo mejor? Puedes hacerlo tú misma. Además, su actuación es parecida a las pastillas anticonceptivas pero tiene la ventaja de que no debe tomarse (o cambiarse) diariamente.

Aunque la píldora sigue siendo el método hormonal más solicitado, el anillo vaginal tiene un puesto de honor en la lista y va escalando posiciones.

El implante anticonceptivo

El implante anticonceptivo es una pequeña varilla de plástico flexible que se coloca bajo la piel en la parte superior del brazo. Casi no se nota ya que su tamaño es similar al de una cerilla. Su acción dura en torno a 3 años, tiempo en el que libera una dosis baja y regular de una hormona progestacional. Una de las ventajas es que no contiene estrógeno, una hormona que se encuentra de forma natural en el cuerpo pero cuyos niveles se ven alterados con algunos anticonceptivos hormonales causando efectos secundarios frecuentes: migraña, mareos, náuseas… Además, es de larga duración, pero no está indicado para todas las mujeres, especialmente si tienes antecedentes de coágulos de sangre.

Algo que debes saber: a lo largo de los primeros meses de llevarlo es normal que haya sangrados irregulares, pero 1 de cada 3 mujeres con el implante dejan de tener periodo por completo después de un año de uso.

Parches anticonceptivos

Son pequeños parches que se colocan directamente en la piel (en los glúteos, el abdomen, la parte exterior del brazo o la parte superior de la espalda). Deben cambiarse una vez por semana y su efectividad es muy elevada porque a través de la liberación de hormonas impide la ovulación, y por lo tanto, el embarazo.

Anticonceptivos inyectables

Se trata de una inyección de hormonas. Su duración es de un mes o tres meses dependiendo de la dosis de hormonas y de si combinas una progestina sola o una progestina y un estrógeno. Tiene una eficacia muy elevada, del 99%, pero, evidentemente es un profesional quien debe inyectar este anticonceptivo como si se tratase de una vacuna. Una de sus desventajas más importantes es que no puedes revertir los efectos colaterales de la dosis, algo que sí puedes hacer con los anticonceptivos orales.

¿Qué métodos anticonceptivos permanentes hay?

Ligadura de trompas

Se trata de una anticoncepción permanente de gran eficacia que requiere una intervención quirúrgica. Las trompas uterinas (trompas de Falopio) se ligan o cortan y, por lo tanto, bloquean el recorrido del esperma hacia el óvulo. Es un método muy drástico que solo debes hacer si estás 100% segura de que no querrás tener hijos en el futuro.

Vasectomía

Es la versión masculina del anterior. También se trata de un anticonceptivo permanente que requiere una intervención quirúrgica. La vasectomía consiste en la ligadura de los conductos deferentes para impedir la salida del esperma del testículo. Es decir, el esperma eyaculado no contiene espermatozoides.

Los anticonceptivos permanentes son métodos drásticos que solo debes hacer si estás 100% segura de que no querrás tener hijos en el futuro.

¿Qué métodos anticonceptivos naturales existen?

Coitus interruptus

Sí, la “marcha atrás” de toda la vida. Aunque es un método anticonceptivo natural que reduce las probabilidades de quedar embarazada (se trata de retirar el pene de la vagina antes de la eyaculación), es un método bastante desaconsejado por los profesionales ya que su seguridad es muy, muy baja.

Método del calendario

¿Eres una apasionada de la organización? ¿Tienes libretas y calendarios para todo? ¿Te sientes identificada con Monica Geller en ‘Friends’? El método del calendario puede ser una opción para ti. Se trata de conocer los días exactos del mes en los que eres más fértil y no mantener relaciones sexuales. Este método anticonceptivo natural también es conocido como Ogino-knaus. Sin embargo, y debemos insistir, ofrece muy poca seguridad y es complicado llevar el control a la perfección.


La conclusión es clara. En Bloom sabemos que dar con el método anticonceptivo más adecuado para cada una de nosotras puede convertirse en una auténtica odisea, pero cuando lo encuentres, no querrás cambiar. ¿Lo mejor que puedes hacer? Consultar con un médico para recibir recomendaciones y consejos claros y personalizados.

Preguntas (in)cómodas

Miriam te saca de dudas

Consúltalo aquí mejor que con tu almohada.

icono de almohada

Somos…

Una publicación hecha por y para mujeres 👩‍👩‍👧‍👧 de todas las edades. Queremos crear un espacio seguro donde hablar sin complejos 💬 y arrojar luz sobre las dudas más comunes en torno a nuestro propio cuerpo 🍑. Nos hemos volcado en el universo de la salud femenina 🙋‍♀️ para ofrecer información útil, clara y rigurosa. Sin eufemismos. Sin tecnicismos. Sin prejuicios. 💥💥💥 Juntas compartimos un camino 🐚: empoderarnos a través de la información✊, fomentar el autoconocimiento, aprender a querernos 💗, a aceptarnos y, en definitiva, a cuidarnos 🌷.

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.

Únete a nosotras